Nueva Orden de Salud limita la realización de reuniones, el condado hace un llamamiento a los residentes para que se queden en casa

Posted on January 10, 2022


1_5 CC Final (Facebook Post) (3)

La Oficial de Salud del condado de Sonoma realiza un llamamiento para que los residentes se queden voluntariamente en casa; también restringe la realización de grandes reuniones

Un mensaje del Condado de Sonoma:

Debido al rápido aumento en la comunidad de casos de COVID-19, la Dra. Sundari Mase, Oficial de Salud del Condado de Sonoma, realizó hoy un llamamiento a los residentes del condado pidiéndoles que se queden en casa tanto como sea posible durante los próximos 30 días, así como también que traten de limitar las interacciones con aquellos fuera de su hogar inmediato lo más que puedan. 

La Oficial de Salud del Condado, por precaución, también emitió un Orden de Salud que cancela grandes reuniones para limitar una mayor propagación de la nueva variante del coronavirus en el condado. De este modo, se prohíben, por el tiempo que dura la Orden de Salud, las grandes reuniones de más de 50 personas en interiores, o más de 100 personas al aire libre (donde el distanciamiento social no es factible). Esta Orden de Salud entrará en vigencia a las 12:01a.m. del miércoles 12 de enero y está previsto que continúe vigente hasta el 11 de febrero de 2022. 

“Nuestras tasas de contagios están en su nivel más alto desde que comenzó la pandemia y nuestras hospitalizaciones también están aumentando a un ritmo alarmante”, dijo la Dr. Mase en un mensaje grabado emitido hoy a los residentes del condado de Sonoma. “Nos encontramos observando una transmisión generalizada que ocurre dentro de los grupos de personas no vacunadas, así como también algunos casos de transmisión entre individuos vacunados.” 

Por este motivo, la Dra. Mase dijo que está recomendando que las personas limiten los viajes fuera del hogar para simplemente ir al trabajo o a la escuela y hacer solo viajes necesarios como ir al supermercado o al médico. La Dra. también ha emitido una Orden de Salud para restringir grandes reuniones durante los próximos 30 días debido al hecho de que, entre los casos en que se conoce la fuente de transmisión, más de la mitad de los casos del condado surgen de tales reuniones. Esta Orden reducirá la probabilidad de que muchas personas se expongan al COVID-19 en un solo evento y, por lo tanto, reducirá la propagación del COVID-19 en nuestra comunidad. 

La orden de salud es necesaria debido al creciente y rápido aumento de la transmisión comunitaria del COVID en todo el condado y la nación. En el transcurso de las últimas dos semanas, la tasa de contagios del condado de Sonoma aumentó de 24.4 casos por cada 100,000 personas, a más de 121 casos nuevos por cada 100,000 personas por día, y se prevé que continúe aumentando durante todo el mes de enero. Mientras tanto, la tasa de positividad de las pruebas del condado alcanzó un máximo histórico de 16,5% esta semana, en comparación con el máximo anterior registrado durante esta pandemia de 9,7%. 

Aunque la evidencia muestra que un porcentaje más bajo de personas requieren hospitalización para los que dan positivo para la variante Omicron (en comparación con las variantes anteriores del virus), los hospitales locales aún podrían verse abrumados por este aumento debido al gran volumen de casos que se anticipan. Los números de hospitalizaciones por COVID aumentaron de 28 al 3 de enero de 2022, a 76 al 9 de enero de 2022. Hace un año durante el aumento invernal de casos, las hospitalizaciones por COVID en el condado de Sonoma alcanzaron un promedio de 104 por día. Sin esfuerzos de mitigación adicionales tales como estas medidas, el estado proyecta que el condado podría experimentar más de 380 hospitalizaciones diarias, lo que podría superar los recursos de los hospitales locales, muchos de los cuales ya se encuentran afectados debido a la escasez de personal. 

“Sabemos lo que debemos hacer para evitar que nuestros hospitales se vean sobrepasados”, dijo la Dra. Mase en su petición grabada a la comunidad. “Los próximos 30 días serán clave para ayudarnos a detener la rápida propagación de esta variante altamente contagiosa en nuestra comunidad. Necesitamos vacunarnos y recibir las dosis de refuerzo correspondientes, utilizar mascarillas de alta calidad, evitar grandes reuniones y quedarnos en casa tanto como sea posible”. 

El video completo de la petición de la Dra. Mase puede verse en YouTube ingresando al siguiente enlace: https://youtu.be/TWFmAdRAiZg. 

La Orden de Salud también especifica que las personas que corren un mayor riesgo de enfermarse gravemente por el COVID-19 deben limitar el tamaño de las reuniones a las que concurran a no más de 12 personas, exceptuando las reuniones familiares. 

Una reunión se define como cualquier evento o convocatoria pública o privada en donde se reúnen personas en una sola habitación o en un solo espacio al mismo tiempo, como en un auditorio, gimnasio, estadio, arena, sala de conferencias grande, lugar para bodas, salón de reuniones, o cualquier otro espacio interior o exterior. Estas reuniones pueden tener asientos asignados o no asignados, y pueden ser de admisión general o eventos cerrados, de admisión con boletos y/o invitaciones. 

Las reuniones grandes no incluyen aquellas que ocurren como parte de los eventos instructivos regulares de la escuela o el recreo al aire libre, lugares de trabajo, actividades en los juzgados, lugares de culto, cafeterías o cualquier lugar que esté abierto al público como parte de operaciones regulares tales como centros comerciales, tiendas, restaurantes/instalaciones gastronómicas y museos. 

Mientras tanto, la Dra. Mase reiteró que aquellos que no están vacunados todavía tienen 18 veces más probabilidades de requerir hospitalización si contraen el virus que aquellos que están vacunados. “Las vacunas siguen siendo la mejor herramienta disponible para frenar la propagación del virus y protegerse de enfermedades graves”, dijo. 

En diciembre, la Dra. Mase emitió nuevas pautas para los empleadores locales, instándolos enfáticamente a exigir que todos los trabajadores reciban una dosis de refuerzo de la vacuna del COVID-19, si son elegibles para recibirla. Los trabajadores que se niegan a recibir una dosis de refuerzo deben hacerse la prueba de COVID al menos dos veces por semana. 

La Dra. Mase también hizo un llamado a los residentes para que mejoren la calidad de sus coberturas faciales, recomendando utilizar una mascarilla quirúrgica o una mascarilla KN95, KF94 o N95. “Esos tapa-boca de tela tradicionales, que muchos de nosotros hemos estado usando, simplemente no son tan efectivos para detener la propagación de esta variante del virus”, dijo la Dra. Mase. “Recomendamos que todos comiencen a usar una mascarilla quirúrgica o algo equivalente”. 

Además del impacto en los residentes mayores y aquellos con condiciones de salud subyacentes, a los funcionarios de salud del condado también les preocupa que el aumento continúe afectando de manera desproporcionada a las comunidades de color de bajos ingresos. Estas comunidades enfrentan los mayores riesgos de infectarse con COVID-19, debido a su representación desproporcionada de la fuerza laboral esencial, la falta de licencia por enfermedad y de protección laboral, hogares multigeneracionales, uso de transporte compartido y otros factores. En las últimas dos semanas la positividad en las pruebas entre los residentes latinxs fue del 27%, en comparación con el 18% en la comunidad en general. Los residentes latinxs han representado más de la mitad (53%) de todos los casos de COVID-19 en el condado, a pesar de representar solo el 27.3% de la población, y también se han visto afectados de manera desproporcionada en los casos de hospitalizaciones y muertes por COVID-19. 

Visite www.SoCoEmergency.org para obtener más información sobre la Orden de Salud, conocer las respuestas a las preguntas más frecuentes y saber más sobre los sitios de vacunación y pruebas.

Close window